Cómo actúan las vacunas y lo que se puede esperar cuando usted recibe una vacuna

Escrito por Suzanne Corrington, Doctora en medicina, traducido por Alejandro Giraldo.

Las vacunas ayudan a prevenir enfermedades graves y son una herramienta importante para una vida con mejor salud. También representan nuestra mejor esperanza para volver a vivir momentos especiales como viajar durante las vacaciones, visitar a familiares de edad avanzada o conocer a nietos recién nacidos, e incluso nos da la esperanza de poder consolar aquellos que están en su etapa final de la vida.

Pero es fundamental que todos comprendan cómo actúan las vacunas y lo que se puede esperar cuando usted recibe una, especialmente con el desarrollo de las últimas vacunas contra el COVID-19.

Para poder comprender cómo actúan las vacunas, primero debemos saber cómo funciona nuestra inmunidad

En pocas palabras, nuestro sistema inmunológico nos protege de cosas que podrían enfermarnos. Y cuando se le presenta algo que no reconoce como parte de nuestros sistemas corporales, responde construyendo un ejército de células y anticuerpos para atacar la amenaza potencial.

Esta reacción puede desencadenarse por cosas como:

  • inhalación de partículas,
  • tener una raspadura o una herida abierta,
  • o por ingestión oral y así sucesivamente.

En Conclusión: nuestro sistema inmunológico es un sistema de defensa sofisticado, pero si este sistema deja de funcionar porque está débil o no tiene tiempo suficiente para responder adecuadamente, podemos enfermarnos. Y dependiendo del germen, podemos enfermarnos gravemente, o morir, como hemos visto con el COVID-19 y en enfermedades más antiguas como la polio, la meningitis y otras. Estos son los casos cuando las vacunas pueden ser de mucha ayuda.

A continuación, listamos 3 datos clave sobre cómo funcionan las vacunas.

1. Todas las vacunas ayudan a nuestro sistema inmunológico a prevenir enfermedades peligrosas, pero no todas son iguales, porque no todos los gérmenes son iguales.

La infección natural causada por muchos virus puede ser grave y a menudo mortal, pero las vacunas imitan la infección para que nuestro sistema inmunológico pueda aprender a combatir mejor estos gérmenes:

  • Las vacunas tradicionales imitan la forma en que desarrollamos la inmunidad a lo largo de nuestras vidas mediante el uso de una parte de un germen muerto o debilitado que ayuda activar nuestro sistema inmunológico para aprender a prevenir infecciones. Sin embargo, esta inmunidad no ocurre de la noche a la mañana, y algunas vacunas requieren más de una dosis, por lo que es posible que uno se exponga a un virus vivo antes de que su sistema inmunológico esté completamente preparado para combatirlo.
  • Las vacunas nuevas de ARN mensajero (ARNm) contral el COVID-19 empiezan con un primer paso muy diferente al de las vacunas tradicionales. En lugar de inyectar una parte inofensiva del germen, inyectan las instrucciones (ARNm) sobre cómo se desarrolla esa parte, con el fin de desencadenar el mismo tipo de respuesta inmune que las vacunas tradicionales.

En Conclusión: Cada tipo de vacuna es específica para aquello contra lo que nos ayuda a desarrollar inmunidad, y nuestro sistema inmunológico necesita algo de tiempo para crear esta protección después de vacunarse.

2. La seguridad de las vacunas (y sus ingredientes) se estudia a fondo antes de que lleguen al público.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) establece reglas estrictas para el proceso de desarrollo de vacunas y sus pruebas se realizan por medio de voluntarios a través de ensayos clínicos.

  • No todas las vacunas tienen la misma línea de tiempo en la cual se desarrollan,
  • o utilizan los mismos ingredientes o adyuvantes,
  • pero todas pasan por los mismos controles de amplia seguridad y calidad por parte de la FDA.

En Conclusión: Durante décadas, las vacunas y sus ingredientes se han estudiado ampliamente y se han administrado a millones de personas y, como cualquier fármaco o medicamento aprobado por la FDA, se supervisan continuamente después de su distribución.

Lea más sobre el desarrollo de la vacuna contra el  COVID-19 en esta sección de preguntas y respuestas con la Dra. Andrea Willis.

3. Las complicaciones de la exposición natural a los gérmenes pueden ser peores que los posibles efectos secundarios de las vacunas

No hace mucho tiempo nos enfermábamos o moríamos de infecciones que ahora se previenen con vacunas. Pero las vacunas son más eficaces en general cuando las personas que pueden vacunarse, lo hacen.

Aunque verdaderas reacciones negativas a las vacunas son raras, pueden ocurrir. Pero la mayoría de las veces, si las personas experimentan efectos secundarios después de vacunarse, suelen ser efectos leves. Como cualquier medicamento, cada vacuna puede tener diferentes efectos secundarios, pero es común ver o sentir:

  • el brazo adolorido por la inyección
  • Enrojecimiento e hinchazón en el lugar de donde se administró inyección,
  • o fiebre leve o fatiga por la reacción inmunitaria a la vacuna

En Conclusión: Es imposible predecir quién padecerá de complicaciones graves a causa de una enfermedad si confiamos en infecciones naturales para ayudarnos a desarrollar nuestro sistema inmunológico. Pero décadas de vacunación generalizada han puesto fin a algunos de esos peligros al disminuir el riesgo de enfermedad después de la exposición.

Obtenga la información de seguridad más reciente de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para cada vacuna recomendada.

A continuación, listamos 3 cosas que puede esperar cuando recibe una vacuna

1. Las inyecciones pueden ser desagradables.

Es común sentirse nervioso al recibir una inyección. Pueden ser dolorosas para algunas personas, especialmente si ocurren reacciones localizadas en el lugar de la inyección, como ardor o dolor punzante e irritación.

Un consejo: póngase una bolsa de hielo después de ponerse la inyección para aliviar la inflamación y el movimiento ligero de su brazo, también le ayudara con el dolor.

2. Usted debe de prepararse para los efectos secundarios incómodos (que pueden variar según la vacuna), pero por buenas razones.

Recuerde que en realidad no puede enfermarse por las vacunas porque no tienen un germen vivo, pero es común que sufra efectos secundarios. Esto quiere decir que su sistema inmunológico está trabajando para desarrollar inmunidad, pero esto puede ser incómodo y tardar unos días en desaparecer. Por ejemplo, los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19 pueden incluir:

  • Dolor o hinchazón en el brazo donde recibió la inyección,
  • y fiebre, escalofríos, cansancio y dolor de cabeza.

Un consejo: investigue los posibles efectos secundarios de cada vacuna para poder manejarlos y estar preparado si estas reacciones se vuelven más graves de lo esperado.

3. Es necesario que usted se cuide después de vacunarse.

Su cuerpo necesitará un par de semanas para desarrollar sus defensas después de vacunarse. Durante ese tiempo, aún es posible enfermarse con el virus que estaba tratando de prevenir, a pesar de haber recibido la vacuna. No debe asumir que está protegido de inmediato.

Eso quiere decir que debe cuidarse y hacer cosas que contribuyan a su salud, lo que también le ayudará a controlar cualquier efecto secundario que esté padeciendo:

  • Mantenga los estándares adecuados de lavado de manos e higiene.
  • Descanse lo suficiente.
  • Beba suficiente agua.
  • Evite el consumo excesivo de alcohol.
  • Consuma alimentos que contribuyan a su salud.

Un consejo: no dude demasiado, pero está bien planear vacunarse un día en el que pueda tomarse las cosas con calma y relajarse después.

¿Necesita más consejos?

Hable con un proveedor médico que conozca su historial médico por si tiene preguntas o inquietudes sobre las vacunas basadas en su estado de salud. Sus amigos y familiares pueden que tengan buenas intenciones, pero ellos no conocen su cuerpo como usted y su médico, por lo que es importante hablar con un proveedor médico que lo conozca bien.

Si decide conectarse en línea para obtener más información sobre las vacunas, busque fuentes acreditadas como los CDC, la FDA o la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los miembros de BlueCross BlueShield of Tennessee también pueden visitar BCBSTupdates.com para obtener la última información y apoyo contra el COVID-19.

Suzanne Corrington, M.D.

Suzanne Corrington, M.D.

Dr. Corrington serves as medical director of care management services for BlueCross BlueShield of Tennessee where she directs teams and programs related to medical management and quality care initiatives. Before joining BlueCross in 2016, Dr. Corrington worked in emergency medicine, internal medicine for a private practice, and in clinic and hospital services.

More Posts

BlueCross BlueShield of Tennessee members can access wellness-related discounts on fitness products, gym memberships, healthy eating and more through Blue365®. BCBST members can also use tools and resources to help improve health and well-being by logging into BlueAccess and going to the in the Member Wellness Center under the Managing Your Health tab.

Filed under: Health Topics, Mind & Body

by

Suzanne Corrington, M.D.

Dr. Corrington serves as medical director of care management services for BlueCross BlueShield of Tennessee where she directs teams and programs related to medical management and quality care initiatives. Before joining BlueCross in 2016, Dr. Corrington worked in emergency medicine, internal medicine for a private practice, and in clinic and hospital services.