Tres consejos para conectar los alimentos tradicionales y la alimentación saludable

The famous spicy Thai dish called 'Pak Krapao Moo', fried pork with holy basil in English.

Cada cultura tiene sus tradiciones alimentarias. La capacidad de explorar otras gastronomías es una parte emocionante de la vida, especialmente en los EE. UU., donde se unen tantas culturas. Sin embargo, es posible que surjan complicaciones en lo que respecta a la nutrición.

Consulte las pautas de MyPlate, creadas por el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (U.S. Department of Agriculture, USDA). Estas pautas reemplazaron la pirámide alimentaria de la agencia en 2011 en un esfuerzo por ofrecer a los estadounidenses una guía simple para tomar decisiones alimentarias más saludables. A simple vista, puede ver que el USDA recomienda lo siguiente:

  • las frutas y los vegetales ocupan la mitad del plato;
  • las proteínas y los granos ocupan un cuarto cada uno; y
  • usted necesita aproximadamente una taza de lácteos con bajo contenido de grasa.

My plate illustration

Crédito de la imagen: MyPlate.gov

Si bien preparar un plato que refleje esas pautas no es tan difícil, la mayoría de nosotros no nos sentamos ante un plato con 5 secciones diferentes para cada comida. Puede ser más práctico y económico preparar un único plato, o es posible que este plato de 5 secciones simplemente no se parezca a lo que solíamos comer mientras crecíamos. Esos factores, y muchos más, como el acceso, el costo y la tradición, hacen que equilibrar la nutrición y los alimentos culturales sea un desafío.

“Mi familia es india, por lo tanto, crecí comiendo más almidones y vegetales que no encajarían fácilmente en las pautas de MyPlate, y eso ciertamente es muy diferente de lo que se considera ‘normal’ en el sur”, dice Reena Panjwani, dietista y nutricionista profesional de BlueCross BlueShield of Tennessee.

“En mi vida profesional, trabajo con personas de todas las condiciones sociales, por lo que veo cómo el acceso a los alimentos, el estado socioeconómico y la cultura inciden en la alimentación saludable. Por ejemplo, una recomendación habitual para una alimentación saludable es decirles a las personas que reemplacen el arroz blanco por arroz integral o quinua. Pero es posible que algunas personas no tengan acceso a estos alimentos en el lugar donde viven, o que ni siquiera hayan oído hablar de la quinua. Tenemos que estar conscientes de esos puntos para poder ayudar a las personas a crear un plan de alimentación saludable que surja de la inclusión y la humildad cultural”.

¿Qué son los alimentos culturales?

Los alimentos culturales, también conocidos como “platos tradicionales”, representan las costumbres, las creencias y las tradiciones asociadas con algo en particular, ya sea:

  • Región geográfica
  • Grupo étnico
  • Grupo religioso
  • Comunidad intercultural

Los alimentos culturales suelen desempeñar un papel importante en las celebraciones festivas y religiosas, las reuniones familiares y los eventos comunitarios. Muchos consisten en creencias espirituales sobre cómo se deben preparar ciertos alimentos o cuándo se deben comer, como por ejemplo consumir alimentos kosher en el judaísmo, respetar la cuaresma en el cristianismo y comer alimentos halal (permitidos) en el caso de los musulmanes. Además de simbolizar la cultura de un grupo, los platos tradicionales a menudo se han transmitido por generaciones, lo que los hace difíciles de modificar.

“En Tennessee, por ejemplo, el estilo sureño de la cocina tiene raíces en África Occidental, de donde provienen muchas personas esclavizadas. En otras partes del sur, como en Luisiana, puede haber más influencia caribeña basada en el uso de especias y ciertos tipos de vegetales”, señala Panjwani. “Si mira la alimentación caribeña únicamente a través del enfoque del USDA, verá que contiene menos proteínas y lácteos, y más almidones, legumbres, frutas y vegetales. Eso no significa que una forma de comer sea más saludable que otra; sino que cada persona tiene que observar lo que come para asegurarse de recibir las vitaminas y los nutrientes adecuados, y de mantener un estilo de vida saludable en general”.

¿Qué es la humildad cultural?

Como dietista, a Panjwani le resulta útil concentrarse en la humildad cultural: un proceso de autorreflexión y evaluación de por vida en lo que respecta a sus prejuicios, suposiciones, valores y creencias fundamentales. Le ayuda a adoptar una postura de aprendizaje y comprensión, no de juicio.

“Para mí, la humildad cultural se trata de reconocer las diferencias y el hecho de que todos tienen una historia completamente diferente”, afirma Panjwani. “Para ayudar a las personas a hacer cualquier tipo de cambio, incluido comer de manera más saludable, debe conocer su situación. La humildad cultural es una excelente manera de que cualquiera se acerque a otra cultura porque se trata de comprender”.

Tres consejos para consumir alimentos culturales de manera saludable

1. Observe los ingredientes, no el plato terminado

Las comidas preparadas en un único plato son habituales en casi todas las gastronomías, como el gumbo o la cazuela en el sur, la biryani en la gastronomía india o el arroz con pollo en México. Sin embargo, puede resultar difícil consumir esos platos y seguir las pautas de MyPlate o cualquier marco saludable que esté usando.

“En lugar de mirar el plato, observe los ingredientes y cómo se ajustan a las categorías”, indica Panjwani. “Si está preparando una cazuela, asegúrese de que la mitad esté compuesta de vegetales sin almidón, un cuarto sea proteína y un cuarto sea almidón.” También puede incluir una porción de lácteos.

“Al observar los ingredientes uno al lado del otro antes de comenzar a cocinar, podrá decir: ‘Bien, en este plato podría usar un poco más de vegetales verdes’ o ‘Podría agregar tofu para aumentar la proteína’. Desplegar todos los ingredientes primero le permite hacer esos pequeños ajustes saludables, y resulta ser una mejor práctica en la que los chefs profesionales confían ciegamente para mantener sus cocinas organizadas y la cocción optimizada”.

2. Presupueste sus alimentos por día o por semana

La planificación es clave cuando se trata de equilibrar la alimentación saludable con celebraciones religiosas, reuniones familiares, eventos comunitarios, etc.

“Trato los alimentos culturales de la misma manera que trato las comidas festivas”, señala Panjwani. “Cuando sepa que se dará un gusto en una comida o durante un fin de semana determinado, ajuste el resto de su día o de esa semana en función de ese gusto. Intente comer más vegetales y proteínas magras, y sea consciente de los tamaños de las porciones, tanto durante el evento como antes de este. Concéntrese en comer de manera consciente, pero no se obsesione demasiado con las reglas. Siempre y cuando coma de manera saludable y no esté tratando de perder peso para manejar un problema de salud, es saludable darse un gusto de vez en cuando”.

3. Cambie o actualice un producto a la vez

Los alimentos culturales pueden ser particularmente desafiantes si los come con frecuencia y no tienen mucho valor nutricional. Por ejemplo, es posible que su familia coma pasta con salsa de carne todos los viernes por la noche, o alimentos fritos todos los domingos después de la iglesia. Si bien elaborar un presupuesto para estos alimentos será útil, también puede asumir el control al implementar pequeños cambios.

“En los EE. UU., muchos dietistas les dirán a las personas que cambien de carne oscura a pechuga de pollo”, afirma Panjwani. “Aunque eso es algo que puede hacer, la pechuga de pollo no se usa habitualmente en muchas culturas. Es posible que deba comenzar con cambios más pequeños: retirar la piel, freír en la sartén en lugar de freír en abundante aceite o mezclar la carne blanca y la oscura.”

“Si su comida casera depende en gran medida de almidones como arroz blanco, pasta o pan, intente incorporar versiones integrales, agregue vegetales a los platos que solo sean de carne y almidón, o simplemente considere el tamaño de la porción con más cuidado”.

“Como dietistas, sabemos que no sabemos todo. Busque consejos de personas que quieran aprender sobre lo que come y por qué. No le tema a Google y busque información en fuentes de buena reputación. Las personas de cada cultura tienen grandes ideas sobre cómo hacer que sus propias gastronomías sean un poco más saludables”.

Ashley Brantley

Ashley Brantley has been writing about food, culture and health for more than a decade, and has lived in three of Tennessee’s four major cities (Memphis, Nashville and Knoxville).

More Posts - LinkedIn

BlueCross BlueShield of Tennessee members can access wellness-related discounts on fitness products, gym memberships, healthy eating and more through Blue365®. BCBST members can also use tools and resources to help improve health and well-being by logging into BlueAccess and going to the in the Member Wellness Center under the Managing Your Health tab.

Filed under: Food & Recipes

by

Ashley Brantley has been writing about food, culture and health for more than a decade, and has lived in three of Tennessee’s four major cities (Memphis, Nashville and Knoxville).